Para brillar todos los días es necesario conocer la forma de nuestros cuerpos y qué nos queda bien según cuál tenemos.

Nuestras estilistas han querido compartir con vosotras sus trucos para que luzcáis espectaculares y, por eso, hoy os traemos las prendas estrella para cada tipo de cuerpo.

El cuerpo rectángulo es ese en el que las proporciones superiores e inferiores se igualan y la cintura es recta. Por eso, el objetivo será potenciar tus curvas con prendas ajustadas en la cintura.

Los principales trucos son las prendas con caída y vestidos con capas para añadir volumen. Las prendas cruzadas, los cinturones y los peplum son nuestros aliados para ceñir tu cintura y crear una silueta más parecida al reloj de arena.

Para repartir el volumen, marcaremos hombros y daremos volumen en las caderas. Por eso, hombreras, plisados y tules serán nuestros mejores aliados.

Fijaos cómo cambia la figura de Victoria al superponer prendas que le añaden volumen en las caderas, ciñen su cintura y cómo el escote de pico estiliza su cuerpo. El jersey sin escote y llevado por fuera, le desdibuja la figura y acentúa la forma rectangular de su cuerpo.

Este es el tipo de cuerpo más deseado, porque está equilibrado tanto en la zona superior como en la inferior. Es más común de lo que pensamos, ya que la gran mayoría de mujeres tienen esta forma.

Se caracteriza por la armonía entre la medida de hombros y caderas y una cintura estrecha y es el cuerpo más fácil de vestir. El principal objetivo de las estilistas será potenciar las curvas. Por eso, las prendas ajustadas serán la base de todos los looks.

La figura de Blake Lively es espectacular, pero fijaos cómo cambia cuando ajusta sus curvas y cuando las recarga con prendas oversize de estampados grandes.

El cuerpo triángulo invertido se caracteriza por tener la parte superior más ancha, con hombros muy marcados. Mientras que la parte superior es más amplia, la cintura suele ser estrecha y las piernas esbeltas. Es el típico cuerpo de mujer deportista y es muy fácil equilibrarlo, fijando la atención en las prendas inferiores.

Por eso, nuestros aliados serán las faldas con volumen, ya sean volantes, plisados, estampados o tules y los pantalones rectos y con pinzas, ceñidos en la cintura. En la parte de arriba nos mantendremos discretas, con escotes en pico y mangas sencillas. La tendencia del cut-out, con cortes en la cintura, nos ayudará a crear una ilusión de cintura.

Fijaos en el efecto que hace el corte en el vestido blanco de Paula Ordovás comparado con el vestido recto con volúmenes en los hombros del vestido negro. En este tipo de figuras, en el tronco superior menos es más.

Este cuerpo se caracteriza por sus redondeces, con un torso ancho y un pecho prominente, además de una espalda ancha. Para este tipo de siluetas, es indispensable descartar los tejidos sintéticos como lycras que se pegan al cuerpo.

Será mejor apostar por colores lisos antes que estampados y por blusas para llevar por dentro de faldas y pantalones y chaquetas cortas, para marcar la cintura. Los looks monocolor aportarán una verticalidad que hará que parezcamos más estilizadas. En cuanto a las mangas, las ideales son al codo o 3/4 y aquellas que potencien los hombros, para crear esa ilusión de reloj de arena.

En este tipo de figuras un tacón hace maravillas, ya que nos endereza y nos hace más estilizadas y, en contra de lo que se cree normalmente, las fáldas lápiz surgirán el mismo efecto.

Mirad cómo cambia una prenda por dentro con una chaqueta corta el cuerpo de la protagonista de El Cuento de la Criada, así como marcar sus hombros en lugar de dejarlos desnudos, como en este vestido palabra de honor.

El cuerpo triángulo o pera se caracteriza por un gran volumen en la parte del tronco inferior. Es el cuerpo de las hermanas Kardashian, que gracias a ellas está muy de moda. 

Lo principal será dar volumen a los hombros, con hombreras, costuras, estampados o volantes y estilizar el tronco inferior con faldas fluídas o pantalones rectos de raya diplomática.

Como en todas las figuras, es indispensable marcar la cintura para crear ese efecto de cintura reloj de arena. Será mejor huir de los pantalones pitillo, que están dejando de ser tendencia, para evitar llamar la atención en las caderas prominentes.

El cambio en el cuerpo de Rihanna es espectacular con una americana con hombreras ceñida a cintura y tacones frente al traje oversize del mismo color, cuyos pantalones anchos le desdibujan la figura.

¡A triunfar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *