Una mujer empoderada es una mujer que tiene, como su nombre lo indica,

el poder sobre su vida.

 

 

¿Quiénes somos?

Guerrilleras de Ouh Lo Là, ¿quiénes somos? Somos dueñas de nuestras decisiones, responsables de nuestros resultados y nuestro futuro. Escogemos el camino idóneo para ser quien queramos llegar a ser.

Llenas de sueñosmetas e ilusiones.
Así somos Guerrilleras, y nos enorgullece formar parte de una comunidad de mujeres CAPACES DE TODO. Capaces de construir nuestra vida soñada, ¡y ojo! Los caminos no son siempre de rosas, lo sabemos, pero luchamos y trabajamos para llegar hasta el final.

 

 

El empoderamiento femenino nació como un movimiento en búsqueda de la igualdad de género y la participación femenina en aspectos económicos y políticos. Si miramos atrás, nos damos cuenta de todo lo que hemos logrado hasta el momento. ¿Y sabéis qué? Se predica con el ejemplo, el cambio surge de las lecciones que hemos ido dando a esta sociedad a lo largo de los años.
Cada una de nosotras debemos construir individualmente una vida referente, para inspirar a otras e impulsarlas a seguir sus propias metas.

 

 

¿Qué hace que una mujer sea más exitosa que otra?

Y por exitosa no nos referimos únicamente a una vida profesional exitosa, sino a una vida de éxito, una vida feliz, en paz y sana.

1. Saber qué quiere en la vida
2. Sentirse capaz de enfrentarte a cualquier desafío
3. Saber cuáles son sus debilidades
4. Desear el constante desarrollo

Saber qué quiere en la vida
Saber lo que se quiere te permite marcarte una meta clara y visualizarla. Sin un rumbo y sin una dirección no es fácil conseguir propósitos, pues no se tienen. Cuanto antes sepamos qué queremos, dónde queremos llegar y en qué nos queremos convertir, antes nos pondremos en marcha. El tiempo vuela, y el nuestro, es oro.

Sentirse capaz de enfrentarse a cualquier desafío
Surgirán miles de desafíos durante el camino, pero no hay que temerlos. El temerlos hace que nos paralicemos y no los afrontemos, y al no afrontarlos, no se superan. Las mujeres somos todoterreno, y las que empujamos hacia adelante tenemos muy claro qué mujeres somos y qué queremos alcanzar. Debemos sentirnos libres ante las adversidades.

Saber cuáles son sus debilidades
Es muy importante saber cuáles son nuestras debilidades para ser capaces de transformarlas en fortalezas. Una vez detectado de qué pata cojeamos, podremos trabajar en redireccionar nuestros puntos débiles y convertirlos en fuertes. El primer paso es reconocer que no somos perfectas, pero trabajaremos para ser la mejor versión de nosotras mismas.

Desear el constante desarrollo
Una buena Guerrillera no se conforma, quiere mejorar, quiere seguir aprendiendo y seguir avanzando, puesto que no existen límites para ella. Las mujeres exitosas saben que sus únicos límites son ellas mismas, pero no hay nada más que pueda frenarles, así que ¡a por ello!

Y tu, ¿eres una mujer empoderada? Únete al empoderamiento femenino, únete a las Guerrilleras de Ouh Lo Là.

2 respuestas

  1. Me siento como una de esas mujeres empoderadas, segura de lo que valgo y de lo que quiero en mi vida, a veces me cuesta llegar a creerlo pero no cejo en el empeño.

    Un saludo

    olga

    1. ¡Eso es Olga! Pueden haber momentos de debilidad, porque al fin y al cabo, somos humanas, pero son momentos puntuales. Debemos permanecer fuertes y unidas, al igual que valorar dónde nos encontramos y el duro trabajo que hemos realizado para llegar a ser quienes somos hoy en día. ¡A por todas Guerrillera! Un fuerte abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *