Self-Love

No hay nada más Self-Love que mantenerse fiel a tus principios y luchar por aquello en lo que crees. 

Como todavía sufrimos resaca después de la gala de los Oscar, hoy queremos hablar de actrices que no sólo se han comprometido consigo mismas, sino que utilizan su visibilidad para ayudar e inspirar a todo el género femenino.

Como mañana es San Valentín, queremos declararle a Keira Knightley, Emma Watson, Jennifer Aniston y Jane Fonda nuestro amor eterno.



Keira Knightley

Querida Keira, se dice que te has encasillado pero ¿a quién le importa? A ti, desde luego, no. Porque quizá eres de las actrices que más clara tiene su misión en el mundo del cine. La tuya es regalarnos personajes inolvidables e inspiradores.

Cuando todavía no nos habíamos recuperado de Elizabeth Bennet, llegaste con Anna Karenina y Cecilia y su maravilloso vestido verde en «Expiación». Tus personajes vivieron en un tiempo anterior al nuestro, pero todos ellos parecen adelantados a su tiempo, incluso actuales.

Las mujeres a las que has dado vida desafiaron la sociedad en la que vivían, y de alguna manera tú haces lo mismo; mientras tus compañeros luchan por no encasillarse tú has encontrado tu lugar, y no te da miedo mantenerte en él. 

Incluso el personaje que te dio la fama, la capitana del equipo de fútbol en «Quiero ser como Beckham» desafiaba los estereotipos sobre cómo debe comportarse una mujer, lo que nos demuestra que has tenido claro toda la vida qué tipo de personajes quieres representar.

Lo que más nos fascina, es que llevas años representando a mujeres reales, mujeres que existieron y, en muchos casos, desconocidas. Como por ejemplo, tu psicoanalista Sabina Spilrein en «Un método peligroso», a la sombra de Freud, o la maravillosa «Colette», de cuyo talento vivió su marido durante décadas, hasta que ella se liberó.

Nos parte el corazón y nos llena de orgullo a partes iguales leerte explicar tus motivos: «La razón por la que no hago películas contemporáneas es porque los personajes femeninos casi siempre terminan siendo violados. Siempre encuentro algo desagradable en cómo son representadas las mujeres, mientras que en las históricas veo que los personajes que me ofrecen son muy inspiradores».

«Estamos acostumbrados a ver héroes masculinos, y ya es hora de mostrar a las mujeres que cambiaron nuestra historia.» Para nosotras, tú ya eres una heroína y solo queremos pedirte que no pares nunca, que nos sigas inspirando con esas historias maravillosas. Te queremos y te admiramos, Keira, feliz San Valentín.



Jennifer Aniston

Jen, podríamos llenar páginas enteras diciéndote los motivos por los que te adoramos y siempre nos dejaríamos algo.

Nos regalaste a Rachel Green sin pedir nada a cambio, con sus outfits maravillosos y esas mechas que nunca hemos conseguido imitar del todo – y eso que lo hemos intentado -.  Su carrera en el mundo de la moda nos ha inspirado durante años, desde Bloomingdale’s hasta Ralph Lauren y sin ti, Rachel no habría sido la misma. Pero así como no hay Rachel sin Jennifer, hay mucha Jennifer más allá de Rachel.

El 20 de enero el sindicato de actores reconoció tu talento con un premio SAG, aunque los medios prefirieron hablar de que tu ex te miraba embobado mientras dabas un discurso que nos sacó una lagrimita. Pero, ¿quién no te va a mirar embobado? 

Siempre nos ha dado mucha rabia que se te trate de «ex de», cuando eres una de las mejores actrices de comedia que ha existido. Pero tu elegancia va mucho más allá de las alfombras rojas y se lo has explicado a los medios sin despeinarte esas mechas increíbles: «Cuando una pareja de Hollywood se separa, la mujer es la desdeñada. La mujer es la que queda triste y sola. Ella es la fracasada. Al carajo con eso. ¿Cuándo fue la última vez que leíste que llamaran solterón a un hombre divorciado y sin hijos?«.

Siempre has dado voz a las mujeres que no quieren tener hijos, defendiendo que son igual de válidas que las que desean ser madres. Y, a pesar de esto, nunca has menospreciado a las que sí sueñan con la maternidad: «Hay una presión sobre las mujeres para que sean madres, y si no lo son, entonces se consideran bienes dañados. Tal vez mi propósito en este planeta no sea la procreación. Quizá hay otras cosas que debo hacer».

Querida Jennifer, nosotras siempre estaremos enamoradas de ti; como actriz, como feminista, como icono de estilo y, sobre todo, como mujer libre. Feliz San Valentín.



Jane Fonda

¿Por dónde empezamos contigo, querida Jane? Tú, que fuiste influencer antes de que se inventara el concepto, consiguiendo que miles de mujeres se animaran a practicar aeróbic gracias a tus cintas. Tú, que te convertiste en referente de la gimnasia a los 45 años de edad y cambiaste el modo en el que nos vestimos para hacer ejercicio – algo que nunca te agradeceremos lo suficiente -.

Durante tus 80 años de vida nos has regalado más de 50 películas, en una carrera maravillosa que te ha hecho merecedora de dos Oscar. 

Nos inspiras cada día, con ese alma incansable que no duda en luchar por aquello en lo que crees. La última prenda que compraste fue ese abrigo rojo con el que sales los viernes a manifestarte por el clima. Te han detenido ocho veces, pero a ti no te importa, has alzado la voz para luchar por los derechos civiles de los negros, las víctimas de acoso sexual, el fin de las armas nucleares o la guerras de Irak y Vietnam.

Repetiste vestido en la última gala de los Oscar, un vestido espectacular que te quedaba increíble, porque a finales de 2019 decidiste no comprar más ropa y cuando tú tomas una decisión no hay marcha atrás.  Llevabas colgado del brazo ese abrigo rojo, símbolo de tu lucha contra el cambio climático. Has sabido que la industria textil es de las más contaminantes y no has dudado  en dejar de consumir.

Si pudiéramos, te enviaríamos una Diva Box todos los meses, para que no tuvieras que repetir modelito nunca, porque no se nos ocurre nadie más Diva que tú.

Una vez dijiste que: «Tenemos que revisar el concepto ‘envejecer’. El viejo paradigma era: naces, llegas a la mediana edad y luego vas directa a la decrepitud. Deberíamos ver el envejecimiento como una escalera ascendente en la que ganas bienestar, sabiduría y la habilidad para intimar verdaderamente y tener una intención de vida». Después de verte envejecer a ti, solo podemos decirte que de mayores queremos ser como tú, Jane. Feliz San Valentín.



Emma Watson

Has Querida Emma, te hemos visto crecer en pantalla y convertirte en todo un ejemplo para todas las mujeres de tu generación. Gracias a tu maravilloso trabajo como Hermione, podías no haber vuelto a trabajar en tu vida, pero estar ociosa no va contigo, tú naciste para ser relevante.

Eres consciente de la importancia de ser una mujer formada y al acabar tu contrato con Harry Potter fuiste a la universidad, donde suponemos que te costó pasar desapercibida. Te habría costado incluso si no hubieras sido famosa. 

Has escondido ejemplares de «Mujercitas» en los monumentos de Londres que honran a mujeres, y no se nos ocurre mejor promoción para una película con una historia tan maravillosa. Creaste un club de lectura y escondes libros feministas en el metro de Londres, ojalá podamos encontrarnos con alguno en nuestro próximo viaje.

Fomentas la lectura y la igualdad a partes iguales, y no se nos ocurre mejor manera de utilizar la fama que has conseguido desde niña. Eres Embajadora de buena voluntad de ONU Mujeres desde junio de 2014, a favor del empoderamiento de las jóvenes, en defensa de la mujer y del feminismo y, cada vez que das un discurso, lloramos de emoción.

Has impulsado becas para mujeres, rechazaste el papel de La Cenicienta y realizaste cambios en el personaje de Bella, para hacerla más libre. Usas prendas de marcas sostenibles y apuestas por el slow fashion. También has creado una plataforma para luchar contra el acoso sexual en el cine británico. Y todo esto antes de cumplir los 30.

Seguro que nos estamos dejando algún motivo por el que es super necesario que existas, pero Emma, llegadas a este punto solo podemos pedirte que sigas haciénodolo como hasta ahora. Eres una inspiración constante y por eso te queremos tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *